El atentado contra Ángel Pestaña y los Libres

 


Portada de Unión Obrera, 9 de septiembre de 1922 (Archivo La Alcarria Obrera)

El atentado fallido, por fortuna, contra Ángel Pestaña rompió el velo de silencio con el que la patronal y sus cómplices en las instituciones del Estado habían ocultado el pistolerismo de los Sindicatos Libres de Barcelona y la cruel aplicación de la Ley de Fugas sobre los militantes de la CNT, que eran detenidos, a veces, sin otra acusación que la de defenderse contra el acoso asesino de la burguesía catalana. La impunidad de los matones de la patronal, que esperaban tranquilamente en la puerta de la clínica a que los médicos diesen de alta a Ángel Pestaña para rematar su criminal misión, fue denunciada en el Congreso y en la prensa, obligando al gobierno a tomar medidas y a los sectores políticos y sociales progresistas a denunciar la caza del hombre que los cenetistas sufrían. Ofrecemos la versión que los Sindicatos Libres ofrecieron del atentado a Pestaña, publicada en el periódico Unión Obrera del 9 de septiembre de 1922, en el que acusan del atentado a los propios compañeros de la CNT.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada